El experimento: conducta y situación

El comportamiento es la manera de conducirse las personas en relación con su entorno, ya sea consciente o inconsciente, voluntario o involuntario, según las circunstancias que lo afecten...

Esta definición sobre comportamiento/conducta demuestra que conducta y situación estan en constante relación; una persona puede cambiar su conducta sobre algo en tanto que la situación le obligue a ello, y su conducta cambiará en función de sus experiencias. Todo esto se puede visualizar en un ejemplo de un perro maltratado por su dueño, cuya conducta hacia los humanos estara determinada por esa situación; al igual que no sera la misma conducta la de un niño abandono, que la de un niño sobreprotegido.

En el caso de la película El experimento los guardias están condicionados por tres factores claves. Por un lado, el desencadenante del cambio en su conducta es la humillación publica de un guardia, el cual a partir de esto se vuelve más agresivo y vengativo.


Por otro lado, la presión de grupo: la gente no se comporta igual sola que cuando la miran y se dejan llevar, eso se ve reflejado en los dos protagonistas (protagonista y antagonista), como el preso 77, quien delante del grupo toma una actitud más rebelde que a solas.


Y por último, la presión que ejerce el antagonista al recuperar la confianza en sí mismo, sumada a la inexperiencia de todos los guardia en el puesto, hacen que se dejen llevar por quien decide llevar las riendas de la situación, y en este caso dicha persona está corrompida por el poder.

En conclusión, conducta y situación sí están relacionados y ésta relación es la que crea el conjunto de comportamiento de un individuo. Aunque esto no significa que ante una situación todos los individuos respondan igual, pues aunque ésta marque unas directrices generales, será la personalidad de cada uno la que establezca la diferencia entre los distintos comportamientos.

Paloma Aransay (2º de Bachillerato)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada